martes, 10 de enero de 2017

Booktag: La cena literaria

¡Hola hola! Llevo unos días de completo descontrol ya que en la escuela estamos con un proyecto sobre la Eixample, un barrio de Barcelona. El caso es que pensé en hacer un Booktag, es rápido, sencillo y entretenido de leer. Lo hizo Fa y me gustó mucho, así que he decidido hacerlo yo :P

Consiste en invitar a personas para una fiesta

1- Un personaje que cocine:

Voy a decirlo sin titubear, MOLLY WEASLEY, a ver, es madre de todos los pelirrojos que han pasado por Hogwarts, cuidar y dar de comer a todos ellos debe ser dificil. 

2- Un personaje que patrocine la fiesta:

Voto por Raffaelle de Los jóvenes de la élite, es un personaje muy carismático, al que se le dan muy bien las palabras y bueno, tiene el poder de tranquilizar a la gente, así que si la fiesta se sale de madre, hay solución. 

3- Un personaje que monte una escena: 

Estoy entre Magnus y Jace, ambos de Cazadores de sombras. Entre que el rubio estaría todo el rato hablando de él y él otro iría dejando purpurina por todos lados....

Resultado de imagen de magnus cazadores de sombras dibujo
MAGNUS <3
4- Un personaje divertido:

¡Los hermanos Weasley! Sin duda. Con sus productos de bromas y sus ingeniosas conversas no faltaría diversión :)

5- Un personaje popular:

Sería Samantha Kingston, sé que no es un personaje muy conocido, pero me encanta como evoluciona en Si no despierto. 

6- Un villano:

Como muchas veces he mencionado en este blog, ¡estoy enamorada de Sebastian Morgenstern! Creo que es perfecto, no en cuanto a interior sino fisicamente, con ese pelo platino y los ojos negros, pffff..

Resultado de imagen de sebastian morgenstern fan art
SEBASTIAN
7- Una pareja: 

Travis y Abigail Maddox, me leí este libro de pequeña y fue una de las primeras parejas que conocí, así que todo mi amor para ellos.

8- Un personaje de libre elección:

A Issabelle Lightwood, sería la diva de la fiesta junto a Magnus.





Espero que os haya gustado y solo decir que si quieres hacer este booktag, ¡hazlo! yo te nomino ;)




jueves, 29 de diciembre de 2016

Reseña: ¿Ya soy normal?


FICHA TÉCNICA

Título: ¿Ya soy normal?
Autor: Holly Bourne
Editorial: La Galera
Páginas: 485
Saga: Trilogía

SINOPSIS



Evie solo quiere una cosa: Ser normal. No es pedir mucho, ¿no?
Está a punto de dejar la medicación y va a empezar en un instituto nuevo donde nadie sabe que es la-que-se-volvió-majara. Es el momento perfecto para pasarse a la normalidad de una vez por todas. Nuevas clases, nuevas amigas, nuevos chicos adorables que te guiñan el ojo.... 
Pero las relaciones con chicos adolescentes pueden volver loca a cualquiera... Pero para una bomba de relojería andante como Evie pueden ser... catastróficas. 
Una historia sobre amor, desamor sobre todo hacia uno mismo. Con mucha amistad, secretos, drama y clubs de solteronas. 

OPINIÓN PERSONAL


Voy a ser clara; este libro me ha gustado pero no me ha gustado.

Vaya, que mal ha quedado lo de arriba. Voy a explicarlo un poco más, ¿no? Me ha gustado mucho la historia en sí, el feminismo, los personajes, los problemas... Pero me chirría un poquito la pluma de la autora, por así decirlo. Está muy bien, eh, no confundamos. Solo que no ha tenido ese punto que me hacía tilin. 

¿Ya soy normal? nos cuenta la historia de Evelyn, o Evie, una chica que sufre una enfermedad mental. Ella quiere ser como el resto de la gente de su edad: tener amigas con las que pasar el rato y que la quieran, ir a fiestas, salir con chicos... Pero no es tan fácil como pensaba. 

La historia está contada todo el rato por Evie. Me ha parecido un personaje muy real, y aunque se le iba mucho la olla, (que es normal, siendo un libro sobre eso) me ha parecido muy valiente. También hay los personajes secundarios; Lottie, Amber, Jane, Guy, Joel... todos ellos muy reales.

La historia es la vida de la adolescente, ya sabéis, lo normal, fiestas a las que va, primeros amores, charlas con las amigas... Pero claro, también salen sus visitas con su psicologa y "las idas de olla", como ya he dicho. Se centra mucho en el feminismo, la amistad, el amor, la adolescencia...

A pesar de ser largo, el libro se lee muy rápido, en un santiamén. Eso se debe a que la autora lo explica desde un punto de vista único y un poco infantil. Aunque no sería la palabra correcta. 

También me habría gustado más si el libro no hubiera terminado así. Porque me quedo con la intriga y con mal sabor de boca por algunos personajes.Le daré una buena puntuación porque a pesar de estos pequeños errores es una historia única.


Carta a los Reyes Magos


EL PISO MIL - KATHARINE MCGEE

Resultado de imagen de el piso milUNA CHICA CAE AL VACÍO.
SUS SECRETOS NO MUEREN CON ELLA

Año 2118, una supertorre se alza sobre el skyline de Nueva York. Es una sociedad en sí misma, en la que las plantas superiores están habitadas por familias inmensamente ricas, mientras que en las inferiores subsisten las clases más bajas.
La caída de una chica desde lo más alto amenazará con sacar a la luz los secretos de sus habitantes: mentiras, excesos, traición, amores prohibidos… que harán temblar los mismos cimientos de la torre. 
Entre el lujo sofisticado y la tecnología más avanzada, un grupo de jóvenes tendrá que encontrar su lugar en lo más alto.
SOBREVIVIR EN LA CIMA DEL MUNDO TIENE UN PRECIO QUE NO TODOS ESTÁN DISPUESTOS A PAGAR.


HASTA EL FIN DEL MUNDO - AMY LAB

Mat está empezando su primer curso en la universidad cuando ve cómo su vida se derrumba por un trágico accidente. Por si esto fuera poco, la policía descubre algo que la afecta de un modo imprevisible: un vínculo entre su familia y una investigación policial en Suecia de hace casi veinte años. La irrupción de Áxel, un periodista joven y emprendedor que decide ayudarla a investigar, será un soplo de optimismo y aire fresco.
Aunque, a veces, es peor obtener respuestas que seguir viviendo con las preguntas.



LOBA - VERÓNICA MURGUÍA

Loba Verónica MurguíaSoledad es la hija del Lobo, un rey cruel y sanguinario en guerra constante con el reino de Alosna, donde habitan los magos. Desde que uno de ellos no logró salvar a su mujer durante el parto, el Lobo ha prometido matar a todos los que pueda y así, de alguna manera, calmar su sed de venganza.
En Alosna, Cuervo, un aprendiz de mago, rabioso por el trato que se le dispensa a su gente en el reino vecino, despierta al dragón para usarlo contra sus enemigos, pero el hechizo no sale como esperaba. El dragón está despierto, sí, pero es ingobernable. Cuervo, como castigo, será enviado a Moriana para ayudar a Soledad y a sus hombres a detener al dragón.
Por otro lado, el Unicornio, un ser ancestral, también ha sentido el despertar del dragón y partirá en busca de una muchacha virgen de corazón puro que le ayudará a derrotarlo.


¿YA SOY NORMAL? - HOLLY BOURNE

Evie solo quiere una cosa: Ser normal. No es pedir mucho, ¿no?
Está a punto de dejar la medicación y va a empezar en un instituto nuevo donde nadie sabe que
 es la-que-se-volvió-majara. Es el momento perfecto para pasarse a la normalidad de una vez por todas. Nuevas clases, nuevas amigas, nuevos chicos adorables que te guiñan el ojo.... 
Pero las relaciones con chicos adolescentes pueden volver loca a cualquiera... Pero para una bomba de relojería andante como Evie pueden ser... catastróficas. 


2 CHICOS BESÁNDOSE - DAVID LEVITHAN

Harry y Craig tienen 17 años y están a punto de embarcarse en el beso más largo de la historia. No solo quieren romper el récord mundial, sino que también buscan generar conciencia en la sociedad, mostrarle que no hay nada de malo en que dos chicos se besen. Mientras los rodean las cámaras y una multitud, que los apoya tanto como los repudia, Harry y Craig logran llegar a las vidas de otros jóvenes que se encuentran lidiando con su sexualidad. Cada uno de ellos la transita de una manera distinta; algunos con aceptación y otros con tanto dolor que están al borde del abismo. 


¿QUÉ OS VAIS A PEDIR VOSOTROS? ¿OS GUSTA MI LISTA? ¿HAY ALGUNO QUE OS HAYÁIS LEÍDO? ¡COMENTAD!

viernes, 23 de diciembre de 2016

¿Me ayudáis?

¡Hola!
Necesito vuestra ayuda. Para lengua castellana tengo que hacer un vídeo de booktube, y antes de enviarlo, quiero saber vuestra opinión. Me haríais un enorme favor.





martes, 13 de diciembre de 2016

Relato: La vuelta

No es un relato, es el comienzo de una pequeña historia que estoy haciendo, ¡espero que os guste!


Con un suspiro de cansancio, me levanto del mullido sillón. Cojo mi equipaje del estante superior del avión y me dispongo a salir de este. Al bajar la escalerilla que conduce a la pista, me estremezco al  notar la ráfaga de aire fresco en mi piel. Inspiro profundamente y me doy cuenta de que no he echado nada de menos esto. 
Con pasos de plomo camino hacia la salida, donde veo a mi padre apoyado en su todoterreno. Al verme, inclina la cabeza y corre a abrazarme. Me estrecha entre sus brazos por un largo rato, hasta que yo me aparto cohibida. Me dice lo mucho que he cambiado y yo, azorada, le recuerdo que nos vimos el verano pasado, cuando vino a verme junto a Daisy.
Nos metemos en el coche y emprendemos la vuelta a casa. Dejamos atrás la bulliciosa ciudad de Minneapolis y nos adentramos cada vez más en los densos bosques del norte de los Estados Unidos. El coche asciende por la cuesta cada vez más y más rápido. Al llegar a la cima toma una bifurcación y nos adentramos en el municipio de Linwood, mi ciudad natal.
El coche por fin se detiene frente a una casa adoquinada familiar. Me apeo de un salto y echo a correr hacia la puerta con mi padre pisándome los talones. Mete la llave en la cerradura y abre la puerta. Entro como una exhalación y espero a que mi hermana baje corriendo las escaleras y salte a mis brazos, que me rodee con sus piernas y se ría de mis pómulos marcados a la vez que yo de sus rellenas mejillas.
- No está aquí, - explica papá - ha ido con su amiga Jenny.
- Ah, pues nada. Voy a descansar un rato. 
- Claro, tu habitación está donde siempre, por cierto, ¡ya han llegado las cajas con tus pertenencias!
Apesadumbrada le doy una sonrisa de boca cerrada y me dirijo escaleras arriba. Abro la puerta con una L pintada en dorado y entro en mi habitación. Poco me importa que sea infantil, con las paredes de un tono lavanda y la cama llena de ositos de peluche. Cierro las persianas y me dejo caer en el catre, lista para echar una cabezadita. 

Horas después me levanto al sentir risas. Aún desorientada, me incorporo e intento despejarme un poco. Me dirijo a la ventana y abro las persianas. Me encaramo al exterior y miro a través del cristal, pero para mi sorpresa solo veo la ventana de la casa de al lado. Y en el interior, a una chica en los brazos de un chico, ambos unidos en un beso apasionado. Y cuando la chica desaparece de la escena y yo ya estoy dispuesta a apartar la vista y retirarme, el chico levanta la cabeza y sus ojos se clavan en los míos. Dos esferas de hielo me dejan clavada en mi sitio. Reconocería esa mirada en cualquier lugar y en cualquier situación...
¿Ese chico era Travis?

martes, 6 de diciembre de 2016

Relato: Enero



La música retumbaba en mis oídos. Empezaba a sentirme mal, y para colmo, había perdido de vista a María y a Ivana. Me terminé el líquido de mi vaso y eché a andar por el establecimiento. Iba con la vista clavada al suelo, con cuidado de no pisar cristales rotos. Aun así vi muchos matasuegras y guirnaldas. Y es que… ya era año nuevo. Pensando en eso, saqué el móvil del bolso y mandé un mensaje de felicitación a mi grupo familiar. Me sabía mal no haber podido estar con ellos, pero ahora que ya era mayor de edad debía aprovechar mi libertad, ¿no?

   - Menos mal que te encuentro, – gritó María apareciendo a mi lado – Ivana se pensaba que te habías ido.
Echamos a andar hacia una plataforma, subimos a ella y nos dirigimos a la barra, donde esperaba Ivana.
-  ¿Dónde estabas? – preguntó esta al sentarme a su lado.
- - Donde me habíais dejado. No lo hagáis más, por favor. Sabéis que me pongo muy nerviosa. – Rogué.
- No volverá a pasar – aseguró María.
- - Más os vale.  
Oye Bea, ¿ese de ahí no es Lucas? – preguntó Ivana señalando algo a mis espaldas.
¿Qué? ¿Dónde? – giré apresuradamente donde está señalando y le veo allí. Rodeado de sus amigos, al lado de una mesa. – Sí. Es él.
- - Salúdale – me animó María.
- - Ni de coña, – saltó la otra – Bea ya se ha recuperado de la ruptura. Además, es un bombón y no tardará en dejar de estar soltera. ¿Verdad?
- - Yo hablaría con él.
- - Pues yo no, – declaré – lo pasé mal y ahora es mi momento. He de estar con mis amigas, con mi familia y abrirme a otros chicos. Lucas es pasado.
- - ¡Esa es mi chica! ¿Bailamos? – preguntó Ivana. María asintió y las dos se fueron a la pista de baile tras decirle que me iba a unir en un rato.

Me fijé otra vez en Lucas. Hasta de lejos se apreciaba lo guapo que era. La primera vez que le vi, su altura le pareció imponente. Y no ayudaban sus ojos grises como témpanos de hielo. Pero luego sonrió y se agitó el pelo castaño y le pareció enternecedor. Empezó a hablar conmigo y yo no me lo creía. ¿Qué hacía el guapísimo mejor amigo de su hermana hablando con una criaja como ella? Pero sí, le hablaba a ella, y se pasaron toda la tarde hablando de libros y de series.

Dejé de pensar en el pasado, en el momento que vi que una chica de su alrededor se acercaba a él y le susurraba algo al oído, señalándome. Cuando nuestros ojos se cruzaron, aparté la mirada e intenté disimular lo mejor que pude. Me acabé el cubata y me levanté, cogí el bajo de mi ajustado vestido rojo y lo baje. Luego, con la cabeza alta eché a andar hacía donde estaban mis amigas. Y todo sin mirar atrás para asegurarme de que me seguía mirando. Cuando llegué al lado de Ivana me tranquilicé, la abracé y justo después empecé a bailar. Me moví como si no hubiera un mañana, meneando mis caderas y agitando mi rubio pelo. Bebí mucho y también bailé con muchos. Y cuando me quise dar cuenta, María ya se había ido con Noel y solo quedábamos Ivana y yo junto a algunos más.

- - Nena, ¿vamos yendo? Esto empieza a estar muerto – me propone mi amiga.
- - Sí. Pero espera, voy a buscar mi abrigo, ¿te traigo el tuyo?
- - Por favor.

Me dirigí hacia el guardarropa y una vez allí, le enseñe el identificador de Ivana y el mío al chico que atendía. Él regresó con los abrigos. Poniéndome el mío di media vuelta y me encontré de frente con Lucas. Agaché la cabeza y empecé a andar, como si no lo hubiera visto.

- - ¿Bea? ¡Espera! – pidió. Le ignoré. – Sé que me has oído, no finjas.

Me detuve de repente y di media vuelta, mirándolo de frente. Clavé mis ojos verdes en los suyos e intenté disimular mi nerviosismo.

- - ¡Eres tú! Te vi a lo lejos pero no podía confirmarlo. Madre mía, como has crecido. ¡Estás guapísima!

-  - Tú también. ¿Qué haces aquí? ¿No estabas en Noruega?
- Sí, pero ya he vuelto. El erasmus solo es un año, ahora estoy aquí, estudiando en la Universidad.
- - ¿Lo sabe mi hermana? – pregunté.
- - Sí. Ya la saludé. ¿Qué tal con tu novio?
- - ¿Novio? ¿De qué me estás hablando?
- - Tu hermana dijo que estabas saliendo con un tal Jesús. ¿No es cierto? – su sonrisa se hace cada vez más grande.
- - No conozco a ningún Jesús. Pero, ¿por qué te lo ha dicho Laura?
- - Ya sabes, a tu hermana nunca le gustó que saliéramos juntos.

Le sonreí, era verdad, siempre que nos veía juntos hacía una mueca y se iba. Llegué a pensar que era porque le gustaba Lucas, pero no, porque estaba saliendo a escondidas con un tal Juan. Sólo era una hermana sobreprotectora.

- - Bueno, entonces, supongo que no hay ningún problema en que volvamos a salir, ¿no? – Murmuró Lucas muy cerca de mí.

Me envolvió la cintura con sus brazos y me estrechó hacia él. Rozó sus labios con los míos delicadamente y al ver que no me aparté, los juntó definitivamente. Le correspondí al beso lentamente, estremeciéndome. Pero de repente, recordé las palabras de Ivana y me separé de él.
- - No, – susurré – de verdad que no. ¿Sabes lo mal que lo pasé cuando rompiste conmigo? Estuve sin comer semanas.
- - Es verdad, no lo hice bien. Pero no creía que lo nuestro fuera a funcionar. Ya sabes lo que dicen de las relaciones a distancia.
- - ¡Podríamos haberlo intentado! Llevábamos saliendo dos malditos años. ¿Por qué echarlos a perder? – noté como una lágrima resbalaba por mi cara.
- - Mira, yo no tenía intención de romper. ¿Pero viste como terminaron Sandra y Luis? No quería que eso nos pasará a nosotros. – Me limpia la lágrima con el pulgar y me sujeta la mejilla con la mano. – Además, estaba tu hermana diciéndome que te haría un favor. Que debías vivir tú último año de instituto al máximo, y yo la creí.

Aparté la mirada y apoyé la cabeza en su pecho. Cerré los ojos y me concentré solo en los latidos de su corazón.

- - ¿Podrás perdonarme? – susurró tiernamente en mi oído.

Estuve largo rato con los ojos cerrados, recordando nuestro primer beso, nuestra primera cita, la primera vez… Y me doy cuenta de que quiero revivirlo, y esta vez, ser plenamente consciente de mi primer amor.

- - Sí que puedo perdonarte – susurré aún con la cabeza apoyada en su pecho.
- - Te quiero, Bea.

Levanté la cabeza y le miré a los ojos.
- - Te quiero, Lucas.

- - Es hora de tomarnos esto como un propósito, ¿no? – Murmuró dulcemente este en mi oreja, estrechándome contra su cuerpo.